viernes, 31 de marzo de 2017

Reflexiones: de la Rebelión de Robert y la Torre de la Alegría

Los espectros de Ned se situaron junto a él, con espadas de sombras en las manos. Eran siete contra tres.
—Y esto va a empezar ahora mismo. —dijo ser Arthur Dayne, la Espada del Amanecer. Desenvainó a Albor y la sujetó con ambas manos. La hoja era blanca como la leche, la luz hacía que pareciera tener vida.
—No. —dijo Ned con voz entristecida. —Esto va a terminar ahora mismo.

Es posible que uno de los momentos que más debate han generado dentro del mundo fan de Canción de Hielo y Fuego, sea el que tuvo lugar en la Torre de la Alegría, en el combate de los siete acompañantes de Ned Stark y los tres caballeros de la Guardia Real.

¿Qué hacían allí? ¿Por qué estaban allí? ¿Y Lyanna?

He debatido durante horas y horas y horas este tema en foros, en chats, con amigos...formándome poco a poco una opinión que comparto en estas nuevas reflexiones.

Año 281 AL

La Casa Whent organiza en Harrenhal el torneo más grandioso del que se tiene constancia y que durará diez días. Lord Walter Whent quier honrar a su hija y mostrar el poder de su Casa, pero es bien sabido que sus tierras y posesiones son pobres, por lo que muchos ven la mano de los Lannister tras la organización del torneo. Entre ellos se encuentra el rey Aerys II, que desconfía incluso de su propio hijo y abandona la corte por primera vez en años para evitar que los reunidos en Harrenhal conspiren contra él.

Es en este punto donde empieza a tejerse uno de los misterios mejor ocultos por Martin, al que he dedicado muchas horas para intentar darle cierto sentido o una explicación que me resulte coherente. No digo que esta sea la mejor explicación, pero sí la que más sólida me parece.

Tres detalles hay que rescatar del torneo. El primero de ellos, es el nombramiento de Jaime Lannister como Guardia Real con tan solo quince años y que supone el insulto definitivo del rey al que años atrás era su mejor amigo. El segundo, es la aparición del Caballero del Árbol Sonriente, que derrota a tres caballeros antes de retirarse sin revelar su identidad. Por último, la coronación de Lyanna Stark como Reina del Amor y la Belleza por parte del príncipe Rhaegar, un acto que supone una afrenta al honor de su esposa Elia, presente en el torneo, y al de Robert Baratheon, prometido de Lyanna.

Hay quién opina que los dos puntos finales están relacionados, que Lyana era el caballero misterioso y que Rhaegar lo descubrió y optó por callar y coronarla. Me resisto a creerlo, me parece demasiado perfecto viniendo de alguien como Martin, pero lo cierto es que algo de suma importancia debió pasar entre ambos para que el príncipe heredero tomase esa decisión.

Rhaegar corona a Lyanna en Harrenhal por Paolo Puggioni

Aquí se produce un salto de un año.

Mientras Brandon Stark, hermano de Lyana y heredero de Invernalia, viaja para contraer matrimonio, le llegan noticias del secuestro de su hermana cometido por el mismo Rhaegar. No se sabe por que medio le llega esa información, de donde sale o quien la transmite, pero Brandon deja Aguasdulces para enfrentarse al príncipe en Desembarco del Rey.

Es bien sabido que tanto Brandon como su padre son ejecutados por orden del rey Aerys, pero me surgen dos preguntas. ¿Donde se encuentra Rhaegar? No está en Desembarco, nadie parece saber donde está y su primera aparición será muy avanzada la guerra. ¿Quién alerta a Brandon del secuestro? Aunque quizá la pregunta correcta sea, ¿quién propaga esa noticia? Se me viene a la cabeza el rey Aerys, buscando enemigos para su hijo, pero eso chocaría con la dureza con la que juzga a los Stark. Puede que los Lannister para vengarse de Aerys. Pocas respuestas para tantos interrogantes.

Volviendo a los hechos probados, se sabe que Jon Arryn es quien verdaderamente inicia la rebelión tras pedirle Aerys las cabezas de Robert y Eddard Stark. Los banderizos del halcón y la luna se alzan en armas, y mientras Ned regresa al Norte para reunir a sus propios vasallos, Robert parte a las Tormentas para hacer lo propio.

Es Robert quien lleva el peso de la guerra en estos primeros compases de rebelión, obteniendo sus tres victorias en un día en Refugio Estival y siendo derrotado posteriormente en Vado Ceniza por los señores del Dominio, leales al rey Aerys. Los Tully se unen a los rebeldes tras la doble boda con los Stark y los Arryn, y son Lord Hoster y Ned Stark quienes acuden al rescate de Robert en la Batalla de las Campanas dando un duro revés a los ejércitos lealistas.

Es en este momento cuando Rhaegar por fin, hace su primera aparición en la guerra. No hay mención alguna a Lyanna Stark en este punto. La explicación más plausible es que Rhaegar no se encontrase en Poniente cuando se inicia la guerra, ya que resulta poco creíble que el príncipe se mantuviese refugiado en todo momento tras los muros de la Fortaleza Roja o que, por otra parte, permitiese que su padre ejecutase de esa forma a los Stark y a sus acompañantes.

¿Donde estaba Rhaegar? Esa puede ser la gran pregunta para la que aún no hay una respuesta.

No será hasta Festín de Cuervos cuando Jaime, rememore el encuentro con un príncipe que asegura cambios a su regreso de la guerra. Solo se puede especular a que cambios se refiere, ya que el príncipe nunca regresará a Desembarco.

Tras la Batalla del Tridente y el Saqueo de Desembarco del Rey, Ned Stark sigue camino hacia el sur para levantar el asedio al que está sometido Bastión de Tormentas. De nuevo, alguien le pone en aviso de la presencia de su hermana más allá de las fronteras dornienses y allí se dirige Eddard Stark, a la Torre de la Alegría.

Allí, efectivamente está Lyanna, y también ser Gerold Hightower, Lord Comandante de la Guardia Real, y dos de sus hombres, ser Arthur Dayne, la Espada del Amanecer, y ser Oswell Whent.

Los tres Guardias Reales en la Torre de la Alegría

Sabemos que los tres Guardias Reales mueren en la Torre de la Alegría y que Ned Stark y Howland Reed son los únicos supervivientes. La duda más repetida es, ¿por qué estaban esos tres capas blancas guardando a Lyanna Stark?

La respuesta más obvia sería, por orden de Rhaegar para proteger a su futuro hijo y a la madre. Es posible, tiene su lógica, pero a mí no me convence. No me encaja con lo que se sabe de la Guardia Real del Rey Loco.

En Choque de Reyes, Jaime mantiene una conversación con Catelyn Tully en las celdas de Aguasdulces. Durante la misma, relata la forma en que fueron asesinados tanto Rickard Stark como Brandon, y también deja caer un dato muy revelador sobre Gerold Hightower, Lord Comandante de la Guardia Real.

Cuando todo terminó, Gerold Hightower me llevó aparte y me dijo que mi juramento era proteger al rey, no juzgarlo. Sí, eso fue lo que me dijo el Toro Blanco, leal hasta el último momento y, según todo el mundo, mucho mejor hombre que yo.

Para Jaime, Gerold Hightower es un hombre leal hasta las últimas consecuencias, incluso en los momentos más oscuros de Aerys el Loco. Un rasgo que también vemos en otros miembros de la Guardia Real, como por ejemplo en un capítulo de Festín de Cuervos. Nuevamente, Jaime recuerda otro episodio ruin del rey al que debía proteger, en este caso centrado en su afición a visitar a su esposa tras quemar a alguien.

<<Me haces daño. —oían gritar a Rhaella a través de la puerta de roble. —¡Me haces daño!>>
—También juramos protegerla a ella. —dijo Jaime al final, sin poder contenerse.
—Sí, —reconoció Darry —pero no de él.

Otro capa blanca, en este caso Jon Darry. Aquí deja constancia de no gustarle lo que hace, pero que su juramento le obliga a tener que soportarlo. Considero que Jaime tenía muy buenos motivos para despreciar a Aerys, pero deja constancia que sus hermanos de la Guardia Real eran hombres muy apegados a sus juramentos, especialmente el de obedecer al rey. Uno de los recuerdos de Ned Stark sobre la Torre de la Alegría viene a confirmar este punto.

—Pero no pertenece a la Guardia Real. —señaló ser Gerold —La Guardia Real no huye.
—Ni entonces ni ahora. —dijo ser Arthur. Se puso el yelmo.
—Hicimos un juramento. —explicó el anciano ser Gerold.

Otra vez tenemos a ser Gerold haciendo referencia a su juramento, a sus votos que le llevaban a obedecer al rey le gustase más o menos lo que hiciese. Si de verdad eran leales a Rhaegar, ¿por qué iba a renunciar este a tres de sus mejores caballeros? ¿Que sentido tiene acudir al Tridente sin la Espada del Amanecer? Nadie va voluntariamente a una batalla tan decisiva sin sus mejores armas, especialmente si confía tanto en ellos como para proteger a su futuro hijo. Para mí hay otro recuerdo de Ned que reafirma que la lealtad de los tres seguía perteneciendo a Aerys.

—Os busqué en el Tridente. —les dijo Ned.
—No estábamos allí. —replicó ser Gerold.
—De haber estado el Usurpador lloraría lágrimas de sangre. —dijo ser Oswell.
—Cuando cayó Desembarco del Rey, ser Jaime mató a vuestro rey con una espada dorada. ¿Dónde estabais entonces?
—Muy lejos. —dijo ser Gerold —De lo contrario Aerys seguiría ocupando el Trono de Hierro, y nuestro falso hermano ardería en los siete infiernos.

Gerold Hightower habla de Aerys, no hay ninguna mención o referencia a Rhaegar, ni siquiera a los Targaryen en uno de esos comentarios ambiguos tan propios de Martin. Del mismo modo, tacha a Jaime de falso hermano. Sería un tanto hipócrita que usase ese calificativo cuando los tres también habrían dado la espalda a sus juramentos, traicionando al rey para ser leales a Rhaegar.

Eso solo me deja una opción. Los Guardias Reales se encontraban en la torre por orden del rey.

Me anticipo a la pregunta. ¿Que interés tendría Aerys de custodiar a Lyanna? Ninguno. Los capas blancas no estaban allí para velar por Lyanna, estaban allí para ser sus carceleros.

Como comenté al inicio de la entrada, Aerys recelaba de su propio hijo y de todos a su alrededor. Y aunque paranoico no era del todo estúpido. Sabiendo que Lyanna era importante para Rhaegar, ¿que mejor idea que hacerla prisionera? Así, en el momento en que su hijo derrotase a Robert tendría una baza que usar contra él.

Adquiere sentido para mí gracias sobre todo a la misma elección de la Torre de la Alegría. Es cierto, Rhaegar es quién le da ese nombre, pero no tiene ningún sentido que oculte a Lyanna en ese lugar. La torre se encontraba en Dorne, un reino que no tenía motivos para mostrarse caritativo o generoso con ninguno de los dos tras los sucesos de Harrenhal.

En cambio, veo muy plausible que sea Aerys quién, en un gesto de pura crueldad, convierte un rincón tan importante para su hijo en una prisión para la mujer por la que este siente algo. Lejos, muy lejos de cualquier posible aliado de los Stark o los Baratheon.

Hay quien ve la Torre de la Alegría como un refugio para Lyanna, a los Guardias Reales como protectores. Por mi parte, la considero una prisión donde estaba custodiada por tres carceleros.

2 comentarios:

  1. Buenísima reflexión y con muchos datos tenidos en cuenta. Genial!

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante!A veces pasan por alto muchos datos y reunirlos es la clave para hallar la respuesta

    ResponderEliminar